El vaso y su cuidado, fundamental para #lajustatirada

Una regla fundamental a tener en cuenta para degustar mejor una cerveza es la elección del vaso y su exacta limpieza.
De hecho, trazas de grasa, detergente y abrillantador inciden negativamente sobre la correcta formación de espuma y alteran el gusto y aroma del producto.

Para la limpieza del los vasos Malastrana aconseja enjuagar con agua fría, lavar intensamente con el cepillo Spulboy y detergente para vasos, frotar con cuidado bordes y el fondo del vaso con una esponja delicada y al final, enjuagar con abundante agua fría.
Es recomendable poner los vasos limpios boca abajo en un escurridor para permitir la correcta aireación y evitar la formación de malos olores y polvo en el interior.

null

Un vaso limpio es la base indispensable para una tirada perfecta, primero de la cual se sugiere la utilización de un mojacopas, elemento útil para impedir el shock térmico y al mismo tiempo faciliar el escurrimiento de la cerveza en las paredes del vaso, permitiendo a la espuma di permanecer compacta por más tiempo.
El vaso limpio, el primer paso hacia #lajustatirada.

Detrás de la columna se esconde una historia, el resumen es la propia columna

Las nuevas columnas dispensadoras Malastrana le guiñan un ojo al diseño pero sobre todo son elementos funcionales.

Su uso racional devuelve las características originales al producto; adaptar la tirada al tipo de cerveza es un elemento fundamental para servir una mejor cerveza, también la elección del tipo de gas perfecciona el resultado final.

La técnica ampliamente difundida en República Checa, dota a la cerveza Malastrana una espuma cremosa y compacta, generando una carbonatación de tipo medio. Una mezcla de nitrógeno y anhídrido carbónico y la acción de tirar.

A continuación los pasos a seguir para una tirada a la Checa:

Proveerse de vasos limpios, húmedos y templados;
Posicionar el vaso bajo el grifo inclinándolo a 45 grados y haciendolo entrar por el caño del grifo;

Abrir la llave 20 grados creando de tal modo una base de solo espuma por alrededor de un tercio del vaso;
Abrir completamente la llave teniendo el caño inmerso en la espuma hasta que la misma toque el borde del vaso en posición inclinada;

Enderezar el vaso y cerrar el grifo antes que la espuma toque el borde.
Los residuos de espuma que quedan en el caño del grifo no deben jamás gotear sobre el vaso apenas servido, por lo tanto es una buena norma no apoyar el vaso abajo del grifo.

Otro consejo indispensable es la correcta limpieza de la columna y del sistema de tirada. Diariamente, al finalizar el servicio, se aconseja el lavado del grifo, del fregadero junta gotas y de las cañerías que conducen a las columnas.
Las manos expertas son el gran aliado para esta elección de calidad.