Proceso de elaboración artesanal

Decocción, un método tradicional

A diferencia de otras cervezas producidas por infusión, la cerveza Malastrana se elabora por decocción, un método tradicional que desarrolla un sabor más aromático y un gusto más profundo y “más completo” en la cerveza.

La cerveza checa tradicional significa máxima calidad. Tanto si está disfrutando de una cerveza elaborada con el método tradicional checo, como el Original Pils, como si está saboreando la cerveza especial producida con lúpulo floreciente, Malastrana ofrece productos que poseen un conocimiento de elaboración de cerveza de siglos de antigüedad que ha evolucionado en el ambiente único de la extraordinaria tierra de Bohemia.

Proceso de fermentación

El proceso de fermentación del mosto se realiza en la sala de fermentación con depósitos de acero abiertos. El objetivo de este proceso es iniciar la fermentación del mosto por la levadura, dejándolo hasta que incremente el contenido en alcohol al nivel que requiere la receta. Las levaduras de baja fermentación se utilizan a una temperatura de entre 5 y 9 ºC.

La primera fermentación dura entre 7 y 10 días. Al final del primer período de fermentación, la temperatura de la cerveza joven se reduce a aproximadamente 3 ºC. En este momento la cerveza está lista para verterse en tanques cerrados a una temperatura de entre 1 y 2 ºC.

La segunda fermentación es lenta, y la cerveza se aclara, madura y se satura con dióxido de carbono. El tiempo de maduración requiere un mínimo de 30 días.

Materias primas

Agua

El agua, que representa hasta el 90 % de la cerveza Malastrana, procede de pozos artesianos y de los manantiales y lagos más puros de la República Checa.

Malta

Lo que le da a Malastrana su característico color dorado y su sabor pleno es la malta de aroma original. Nuestra cerveza se elabora a partir de la malta checa. Su alta calidad hace que esta cerveza sea única.

Lúpulo

Malastrana obtiene su sabor amargo de los lúpulos Saaz. En realidad, el lúpulo se utiliza en el proceso de elaboración tanto por su cualidad amarga como por su aroma robusto que lo convierte en un ingrediente perfecto para nuestras Pils.

Levadura

Durante la producción, la levadura se nutre de azúcares simples. La elaboración de la cerveza consta de tres etapas: aireación, fermentación, que determina el sabor final del producto y su contenido de alcohol.